.

Dado que los niños se dan golpes constantemente, he estado buscando remedios caseros para aliviar los golpes superficiales. He encontrado varios:

.

Remedio popular 1: Aplicar sobre la zona afectada compresas muy frías o hielo, envuelto en una tela para no quemar la piel.

Remedio popular 2: Triturar unas hojas de almendro frescas y hacer con ellas una cataplasma para impedir la formación del hematoma. (no he encontrado más fuentes que hablen de la hoja de almendro aplicado a este caso)

Remedio popular 3: Hacer un emplasto con hojas frescas de angélica.

Remedio popular 4: Aplicar inmediatamente un bistec de ternera sobre el punto de impacto para calmar el dolor y evitar la formación del hematoma.

.

Yo me quedo con un remedio ya preparado de venta en farmacias. Se llama ARNIDOL, me ha ido fenomenal. Es una barrita en forma de gel compuesta por árnica y harpagofito. Refresca y repara la piel después de una agresión externa. Pero cuidado!, no se debe usar si existe una herida abierta.

.

Ya me diréis si conocéis algo diferente.
.

Otros artículos relacionados con Salud y seguridad